domingo, 23 de julio de 2017

TAQUILLA USA. Christopher Nolan gana la batalla de la taquilla

Excelente fin de semana en la taquilla USA, ligeramente superior al de hace un año, pero con la diferencia de que en esta ocasión la cosa ha quedado más repartida, ante la ausencia de un revienta taquillas sorpresa como “The Secret Life of Pets”.

Curiosamente, el número uno de este fin de semana ha recaudado, siendo un estreno, lo mismo que la cinta animada de Universal en su segundo asalto por aquellas fechas. Dunkirk, lo nuevo de Christopher Nolan, entra dentro de las previsiones con 50 millones de $, muy en la línea de títulos del realizador como “Inception” o “Interstellar”, pero con la diferencia de que no estamos ante un blockbuster de género. Sin embargo, la marca Nolan vende, la crítica ya la posiciona como una de las serias contendientes para los Oscar, y los comentarios son más que positivos para convertirla en un must see que acabe, como mínimo, rozando los 200 millones de $ al final de su carrera comercial. Ha costado 150 millones de $, y en todo el mundo ya supera los 100 en solo tres días, por lo que estamos ante otro taquillazo de su director.

Los otros dos estrenos grandes del fin de semana también entran dentro de las previsiones, pero con resultados distintos. La que sale ganando es sin duda Girls Trip, comedia afroamericana con reparto femenino que ha entusiasmado a la crítica y que irrumpe con fuerza con 30 millones de $, diez millones más de lo que ha costado y con cuerda para alcanzar, al menos, los 80 millones de $.

No puede alegrarse tanto Valerian and the City of A Thousand Planets, que entra directa al quinto puesto con unos previsibles 17 millones de $. Una cifra insuficiente para esta superproducción de Luc Besson de más de 200 millones de $, que mucho tendrá que apretar a nivel internacional para ser rentable. No tiene buena crítica, ni demasiada visibilidad fuera del continente europeo, por lo que los 50 millones de $ en Estados Unidos serían una sorpresa.

En los mantenimientos, el top 5 lo completan Spider-Man: Homecoming, que en tres semanas acumula unos excelentes 251 millones de $ -y 571 millones en todo el globo-, con lo que se aproxima a la marca doméstica del primer film del trepamuros de Marc Webb, y War for the Planet of the Apes, que cae de manera sorprendentemente fuerte y se coloca en los 97 millones de $ en diez días. Pese a las buenas críticas, parece no haber superado el huracán Nolan, y toca bajar su previsión final a los 150 millones de $. Esto es lo que ha costado y lo que actualmente amasa en todo el mundo, lo cual la aleja del éxito de sus predecesoras.

En el top 10, destacar otra tercera entrega que no está teniendo la acogida esperada. Despicable Me 3 pierde fuelle a marchas forzadas y en cuatro semanas suma 213 millones de $, el dato más bajo de la franquicia. Lo compensan, eso sí, los 717 millones de $ que ha conseguido en todo el mundo.

Fuente: Box Office Mojo

domingo, 16 de julio de 2017

TAQUILLA USA. Los simios le ganan la batalla a Spider-Man

Otro excelente fin de semana en la taquilla USA, pero ni superior al de hace un año, cuando “The Secret Life of Pets” sorprendía a todos superando los 100 millones de $ en tres días.

El estreno del fin de semana no tenía tan altas miras pero sí que venía rodeado de un aura de must see y unas poderosísimas reviews. Y aunque ha superado las previsiones de Fox, sí que no acaba de arrasar en sus cifras. Así, War for the Planet of the Apes logra unos buenísimos 56 millones de $, un dato que así y todo sigue la tendencia de algunas secuelas recientes que, como la reciente “Despicable Me 3” o “Star Trek Beyond”, no han logrado lo mismo que sus predecesoras. Supera por poco a “Rise of the Planet of the Apes”, pero se queda muy lejos de “Dawn of the Planet of the Apes”. Aún así, si el boca a oreja es fuerte, no debería tener problemas en alcanzar los 200 millones de $, y situarse cerca de esta última. En todo el mundo ya supera los 100 millones de $, aún con muchos territorios por conquistar.

Debemos acudir al formato de exhibición limitado para encontrar otros títulos de estreno. Es el caso de los dramas Lady Macbeth y Endless Poetry, dos de las cintas con mejor media por copia al recaudar 68.813 y 28.000$ en cinco y dos salas, respectivamente.

En los mantenimientos, Spider-Man: Homecoming se enfrenta a un descenso agudo pero previsible en vista de su ritmo día a día, pero que le permite ya amasar 208 millones de $ en diez días, y con las vistas puestas en rozar los 300 millones. En todo el mundo se aproxima a los 500 millones, por lo que Sony puede respirar tranquila. Le sigue Despisable Me 3, que pese a que se ha quedado algo corta en terreno USA, sin dejar de ser un éxito, lo compensa con el resto del globo. 187 millones de $ es su marca en casa, y 619 en todo el mundo.

Baby Driver y The Big Sick cierran el top 5, convertidas en dos fenómenos. La primera sigue con sus suaves descensos, mientras que la segunda continúa escalando posiciones y aumentando su recaudación. En total llevan recaudados 73 y 16 millones de $, partiendo además de presupuestos modestos.

Destacar por último el segundo fin de semana de A Ghost Story, aumentando 16 salas y yéndose a los 288.751$.

Fuente: Box Office Mojo

miércoles, 12 de julio de 2017

LA CRÍTICA. Alumbrar

La crisis del demiurgo
“Alumbrar” termina de manera desconcertantemente contemplativa, con la crisis de la mediana edad cerniéndose sobre un protagonista que, tras divagar durante hora y media sobre el poliamor, las relaciones de pareja y la paternidad, entre otros menesteres, no tenemos muy claro si ha decidido lo que quiere para su futuro o si seguirá perdido en ese empeño de revivir su pasado a través de las mujeres de su vida.

Es como si “En la ciudad” de Cesc Gay conociera a Larry David, como si un truhán y un liante nato, un demiurgo que se radiografía en cada diálogo y plano, fuera encadenando situaciones que derivan en un final descorazonador, que obliga a replantearse toda la obra. Aunque, eso sí, la progresión es más que lógica, como si Merinero nos estuviera preparando para el gran momento.

Si algo llama la atención de esta segunda parte de su trilogía “Las 1001 novias” es el cambio tonal con respecto a su predecesora. Sí, sigue haciendo pasear ante la cámara la cotidianidad y la frescura que da el mockumentary, aquí sin jugar tanto con el metacine, y cada escena sigue destilando un humor natural, no prefabricado ni ensayado. Pero en general, el humor ya se ha tornado más amargo, y esa amargura va impregnando todo el metraje a cuentagotas, a sabiendas de que esto es el segundo muestrario de una trilogía que se prevé crepuscular en cada nuevo episodio y bien consciente de su modesta grandilocuencia. En ese sentido, el final debería verse venir de lejos, pero Merinero juega hábilmente a ocultar su as bajo la manga y consigue lo inesperado, pillarnos por sorpresa.


Una película mayor, más seria y madura que la primera, y que tiene precisamente en su desenlace su talón de Aquiles. Habrá quien piense que el resto de la propuesta carece de la fuerza de sus minutos finales, que no es sino más de lo mismo. Que esto ya nos lo ha contado antes su director, y que solamente quiere experimentar con el séptimo arte. Quizá no les falte razón. Quizá nos está embaucando como a sus ex novias. Quizá sea ese su juego y su experimento, engatusar a todo el que se cruce en su camino. Pero si se ve con esas ideas en la cabeza, se perderá la esencia de lo que realmente busca Merinero, que no es otra cosa que hablar de la madurez personal y creativa, y de las crisis que ambas facetas conllevan. En la primera era un niño jugando con su creación, con el espacio y el tiempo, descubriendo lo que implica copular con la vida. Ahora, el niño se ha convertido en un adulto, y toca ver la vida con otros ojos. Los de un señor al que, como le dice en más de una ocasión a las mujeres que desfilan ante su incisiva cámara, se le está pasando el arroz. Y esa certeza duele.


A favor: su tono amargo y un desenlace de lo más inesperado
En contra: que habrá quien piense que es más de lo mismo

Calificación ***1/2
Merece mucho la pena

lunes, 10 de julio de 2017

LA CRÍTICA. Gru: Mi villano favorito 3

¿Sigue molando ser malo?
Si para algo ha servido la existencia de “Gru: Mi villano favorito” es, aparte de para llenar las arcas de Universal a base de taquilla y merchandising y para ser la impulsora de que otras propuestas modestas como “Sing!” o “Mascotas” se abran paso entre los gigantes animados de Disney y Pixar, es para demostrarnos que mola ser malo. Con corazón, pero malo. Porque pese a su carácter innegablemente infantil, aquella entretenidísima  cinta con la que Pierre Coffin y Chris Renaud abrían la saga nos venía a decir que incluso los villanos necesitan la aceptación ajena, y que precisamente de la falta de esta aceptación pueden nacer los monstruos.

Después de una primera secuela de lo más lógica en su discurso –la necesidad de una figura materna sobre la que asentar las bases familiares-, “Gru: Mi villano favorito 3” vuelve a reincidir en la idea de la aceptación, en la imperiosa necesidad de un espejo mejorado de nosotros mismos en el que mirarnos –ese hermano que desea también ser malo para continuar la tradición familiar-, en los juguetes rotos –ese Balthazar Bratt, una especie de Borjamari y Pocholo, de lo mejor de la película- y en los modelos a seguir y admirar.


Una serie de mensajes que estarían bien enlazados, si no fuera porque comienzan siendo bien expuestos para luego no llevar a un sitio definido. Esta nueva entrega de la saga atesora una enorme cantidad de subtramas, todas girando sobre el mismo eje de la aceptación, pero la mayoría desaprovechadas y sin demasiado trabajo argumental por parte de sus responsables, más allá de provocar risas y sonrisas –más esto último que lo primero- y seguir engrasando la maquinaria de hacer dinero en la que se han convertido en sus personajes.

Una tercera parte funcional, que cumple su cometido de entretener, sin más, y que viene a marcar un punto de inflexión en la franquicia, fundamentalmente porque da muestras de que sus guionistas no saben cómo estirar el chicle. Viene a ser como “Shrek Tercero” para la saga del bonachón ogro de Dreamworks, pero salvando las distancias. Porque no pueden compararse las dos primeras partes de ambas series de filmes, ni la que nos ocupa llega a los niveles de aquel olvidable tercer episodio.


Y a todo esto, ¿y los Minions? Pues por ahí deambulan también, convertidos en un monstruo que ha acabado fagocitando al verdadero protagonista de la película, ya demandando más protagonismo e incapaces de articular pequeños sketches tras su primera puesta de largo en solitario. Pero sin aportar nada al hilo principal, como mero reclamo para atraer a la audiencia a las salas. Lo demás, pues al mismo nivel. El de un producto perfecto para consumir en familia, pero con el convencimiento de que ya no mola tanto ser malo.

A favor: que entretiene, y el concepto del villano de la función
En contra: es una secuela funcional a bastante distancia de sus predecesoras

Calificación ***
Merece la pena

domingo, 9 de julio de 2017

TAQUILLA USA. "Spider-Man" trepa hasta lo más alto con éxito

Marvel vuelve a la carga, esta vez auspiciada por Sony/Columbia y no por Disney, y logra un excelente fin de semana que, no obstante, tampoco se diferencia demasiado de lo registrado hace un año, cuando Pixar repetía podio con “Finding Dory”.

Lo dicho, Marvel vuelve, esta vez con Spider-Man: Homecoming, reboot del trepamuros, ahora metido de lleno en Los Vengadores. 117 millones de $ ha conseguido en tres días, menos de lo esperado tras su excelente primer día, fruto del fanbase, pero aún así un dato de lo más solvente que la sitúa como el segundo dato del personaje, poco por encima del primer film de Sam Raimi en 2002. Además, ha hecho su debut en casi un 60% del extranjero, alcanzando así un total de 257 millones de $ en todo el globo. A nivel internacional será un bombazo, pero la duda será ver si superará la marca de la trilogía de Raimi, situada por encima de los 336 millones de $.

Ha sido el único estreno grande, y del resto solo destaca en formato limitado A Ghost Story, drama R con Rooney Mara y Casey Affleck, laureado por la crítica y con madera para ser un auténtico sleeper. 108.267$ en cuatro salas ha sido su carta de presentación.

En los mantenimientos, Despicable Me 3 cae dentro de lo esperado, con 149 millones de $ en diez días, muy por debajo de la anterior entrega. No llegará al nivel de esta, pero sin duda, habiendo costado 80 millones de $ y en vista de los casi 500 millones de $ ingresados en todo el mundo, será más que rentable.

Baby Driver sí aguanta mejor el tipo, convertida en un must see dentro de los blockbusters del momento. 56 millones de $ en total, y la sensación de que podría alcanzar los 80 millones de $. Sobre Wonder Woman poco queda que decir, con 368 millones de $ en casa y 745 en todo el mundo, mientras que Transformers: The Last Knight no acaba de cuajar del todo ni siquiera a nivel mundial. 119 millones de $ es su tímida cifra en Estados Unidos, pero tampoco ayuda que no supere los 500 en todo el mundo. Paramount no verá rentabilizada del todo esta entrega. Se salva aún menos Cars 3, que no es capaz siquiera de rozar los 200 millones de $ en todo el mundo, 133 de los cuales vienen de Estados Unidos. El peor registro de Pixar de su historia.

En el top 10 se cuela la comedia R indie The Big Sick, que en su tercer fin de semana mejora un 120% y se coloca en torno a los 7 millones de $ en octavo puesto.

Fuente: Box Office Mojo

sábado, 8 de julio de 2017

AVANCES. Tráiler, sinopsis y póster de "Alumbrar", lo nuevo de Merinero

Hace unos meses presentábamos "Capturar" -ver crítica en el siguiente enlace- la primera parte de la particular trilogía costumbrista, a medio camino entre el mockumentary y la selfie cinematográfica, de Fernando Merinero titulada "Las 1001 novias", en la que el cineasta se psicoanaliza a través de las mujeres de su vida, de las reales y de las ficticias.


Ahora llega con "Alumbrar", una segunda entrega en la que este iconoclasta truhán se vuelve a psicoanalizar a sí mismo, en un viaje que le llevará a redescubrir sus ganas de ser padre de nuevo. Sacado adelante a través de su productora personal, Vendaval Producciones S.L., el film no cuenta con ninguna subvención ministerial ni con el apoyo de ninguna cadena nacional, y ya ha recibido menciones tales como el Premio a la Mejor Película Documental en el Noida International Film Festival (Delhi, India), o su presentación el pasado 16 de junio en París, o en el festival del reciente cine español Different 10. Además, durante el mes de julio compite en  el Drunken Film Festival (Bradford, UK) y en el Festival Internacional de cine de Pristina (Kosovo).

Una comedia documental en tono agridulce que se estrena comercialmente en salas españolas el próximo 14 de julio, y de la que presentamos su tráiler, sinopsis y el póster.

https://alumbrarpelicula.wordpress.com

SINOPSIS
Con el inicio del verano, a Fernando le apetece salir de Madrid, pero parece que no tiene con quién ir, pues tras recurrir a alguna ex novia, a varios amigos, incluso a su propia hija y a una joven actriz que le ofrece viajar y hacerse pasar por su novia, acaba claudicando y poniéndose en marcha, camino del sur, con la única ex novia que parece dejarse liar, Hadelah.

Viajan en el coche de ella hasta Cádiz y Málaga, ciudades donde Fernando procurará encuentros con alguna antigua amante que tenía por esos lares. Tras el reencuentro en Málaga con Laura, que tiene un hijo de un año, a Fernando le entran ganas de ser padre de nuevo, con los cincuenta años bien cumplidos, por lo que a su vuelta a Madrid, se pone manos a ello con proposiciones más o menos veladas a varias de sus ex novias, antes de recurrir a páginas de contactos…

Póster

Tráiler

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...